La Columna de Romeo Hoy “El Capitán Maluenda “

 

image

 

La Columna de Romeo de Romeral

——————————————

Hoy la Historia de un Grande del Circo Chileno

Joaquin Maluenda Zúñiga “El Capitán Maluenda:

image

A solo días de cumplirse 44 años de la partida de un grande, he aquí una pequeña reseña de la vida que un gran artista circense chileno.
Joaquín Maluenda Zuñiga “Capitán Maluenda”, artista circense chileno de reconocida fama nacional e internacional que pertenecía a la tercera generación de su familia, sus hermanos eran Blanca, Elizabeth y Gastón Bernardo Maluenda Zuñiga el “Tony Tachuela”.
El Capitán Maluenda era hijo del popular boxeador circense Joaquín Maluenda Liberona quién fuera un famoso luchador que luchaba cuerpo a cuerpo con un toro en la pista del circo.

image
Joaquín Maluenda o “Capitán Maluenda” como era ampliamente conocido en el mundo circense fue un célebre artista nacional que alcanzó fama internacional y ribetes de héroe y al igual que muchos otros circenses empezó realizando actos distintos al que años más tarde lo llevaría a la gloria.
El “Capitán Maluenda” a muy temprana edad (14 años aproximadamente) contrae matrimonio con la gran artista chilena María Campos y fruto de este matrimonio nacen cinco hijos; Joaquina, Judith, Rafael (Tuta), Joaquín (Juaco), Ricardo (Gringo) y Roberto, conformando así la familia de los Maluenda-Campos.
En su vida itinerante de circo, Joaquín empieza realizando actos de trapecio sencillo y trapecio doble junto a su señora, también realiza saltos y comienza lentamente a realizar actos de adiestramiento de caballos y como todo buen y multifacético circense también fabricaba sus propias carpas.
Aproximadamente y siendo muy joven por el año 1955 sale de Chile con el circo Sudamericano junto a una gran compañía de artistas nacionales conformada entre otros por los payasos Héctor Aguilera “Coligue”, Alejandro López “Zapatín”, Fernándo Órdenes “Bombilla” y junto a ellos también van en esta gira los populares ciclistas cómicos “Los Sánchez”, “Los Fernández” (malabaristas) y como si fuera poco también van los Ventura, Olave y una de las primera familias que realizó el acto del globo de la muerte, los Castro.
Ya fuera de Chile la gira del circo Sudamericano se extiende por varios países, entre ellos Perú, Ecuador, Bolivia y Colombia y la popularidad de Maluenda crecía en cada país y lugar que se presentara y no solo por ya destacar como domador de leones si no por su arrojo y valentía que había demostrado cuando valientemente y mientras observaba una función en un circo se mete a la jaula a salvar a un domador que estaba siendo atacado por sus animales, este hecho lo llevó a ser considerado prácticamente un héroe y su fama creció ampliamente.
En los ir y venir de esta vida itinerante de circo y después de mucho tiempo fuera de su país natal, el “Capitán Maluenda” estando en Colombia decide venir a visitar a Chile al resto de su familia, entre tanto el prestigioso Circo Internacional “Royal Dumbar” hacía las gestiones para contar con Maluenda en su elenco artístico y le ofrecen un muy buen contrato para ser parte del circo, pero él, haciendo gala de sus grandes cualidades humanas que lo destacaban como una persona noble y coherente con sus ideales de vida que siempre lo hacían velar por el bien común del grupo y nunca por sus intereses personales e individuales decide no aceptar la oferta que le habían propuesto porque si bien el trato le convenía en lo personal él quería que el circo contratara a toda la compañía con la cual el andaba y como no aceptaron esta condición puesta por Maluenda él opta por volverse a su país, pero como los deseos de los dueños del circo Royal Dumbar por contar con Maluenda en sus filas eran tan grandes en un impensado acto le aceptan las condiciones y deciden contratar a toda la compañía del circo Sudamericano quedándose a sí Maluenda con la familia que lo acompañaba y con toda la compañía con la cual había salido de su Chile querido. Quizás he aquí el hecho que grafica la grandeza de un hombre que aun pudiendo arreglar excelentes condiciones económicas y laborales decide renunciar a ellas para velar por sus amigos y por el bien común del grupo del cual no quería separarse. De este acto de grandeza podemos concluir que Maluenda fue un hombre que le hizo honor a su apodo o sea fue un verdadero “Capitán” que demostró que la grandeza de su ser más allá de la popularidad que poseía no estaba en llenar sus bolsillos si no en hacer rico a su corazón noble, sincero y honesto que con estos gestos lo dejaban satisfecho y sin pensarlo ni querer lo llevaban a ganarse aún más el respeto y cariño de su compañía y de todos quienes lo conocieron.
Ya contratado en el prestigioso Circo Internacional Royal Dumbar, el “Capitán Maluenda” empieza a trabajar en su acto de leones amaestrados, este circo contaba con tres pistas y Maluenda trabajaba en una de las pistas laterales ya que en la pista central trabajaba un domador de tigres y que hasta ese momento era una de las principales atracciones del circo, pero como la vida muchas veces da giros imprevistos este domador decide irse del circo y Maluenda aprovecha la oportunidad para comprarle los tigres, quedando ahora él en la pista central ya no domando los leones como lo hacía habitualmente si no que de la noche a la mañana domando los famosos Tigres De Bengala y convirtiéndose así en el primer Domador Chileno y Sudamericano en trabajar con Tigres de Bengala y ser dueño de estos.

image
Desde el momento que Maluenda comienza a realizar sus actos en la pista central del circo Royal Dumbar su fama y popularidad crece tanto que muchas veces esta sobrepasaba a la popularidad de los dueños del circo o a la de los demás artistas, pero su humildad y grandeza nunca la perdió ya que siempre fue la misma persona. Ya convertido en toda una celebridad en Colombia “El Capitán” después de todo el éxito cosechado toma la decisión de volver a Perú, país donde fue galardonado con el premio “Tonino” por su destacado trabajo en la pistas circenses y se convierte así en una verdadera estrella, pero lamentablemente el destino le tenía preparada una difícil prueba y es así cuando en una presentación “El Capitán Maluenda” es atacado por sus tigres, uno en especial, “Príncipe” y recibe múltiples y graves heridas que lo llevaron a estar alejado por casi un año de las pistas. Después de este infortunio el Capitán Maluenda volvió a las pistas, pero nunca se pudo recuperar del todo del ataque sufrido por sus tigres y aun así siguió siendo la gran estrella que fue.

image
Sabido era por todos en aquel entonces el ataque que había sufrido en Perú el “Capitán Maluenda” y el rumor llega a oídos de un famoso empresario que cuando supo esto trató de buscar a Maluenda para comprarle los tigres, este empresario era dueño de un famoso circo llamado “Thiany” o sea estamos hablando de una de las más grandes leyendas de la historia del circo mundial, el señor Franz Zceisler “Mr Thiany” quién por el cariño que sentía por el “Capitán” decide comprarle los tigres como una forma de alejarlo del peligro (a Maluenda) ya que él (Thiany) sabía que estos al haberlo atacado podían volver a hacerlo de nuevo y como sentía un afecto especial y un gran aprecio por el “Capitán” pretendía de esta manera evitar un infortunio mayor en la vida de Maluenda, pero este no aceptó y siguió trabajando con sus tigres, incluso el Capitán pudo irse a trabajar al circo “Thiany”, pero una vez más y como tantas otras veces no se fue porque si no se iba con su gente simplemente no iba a ningún lado, demostrando así nuevamente las nobles cualidades humanas que resaltaban en él.
Muchas son las teorías que rondaron sobre la muerte del “Capitán Maluenda”, algunas de ellas hablan que fueron los tigres quienes le quitaron la vida, pero la verdad no fue así, ya que fue la vida misma quién apagó la luz de su ser en Quito-Ecuador cuando afectado por la altura de un fulminante paro cardiaco y a la edad de 43 años falleció un 15 de diciembre de 1971, provocando un tremendo dolor en todo el mundo circense nacional e internacional que hasta el día de hoy recuerda y siente su partida.
Fallecido el “Gran Capitán” su trabajo es heredado por su joven y valiente hijo que sin tener la experiencia necesaria y debido a la situación ocurrida lo releva en su acto de domador de tigres de Bengala.

image

este hijo era Rafael Maluenda Campos “Tuta”, quién con sus nobles 19 años lo releva de excelente manera siguiendo la tradición que heredó de su padre hasta el día de hoy donde en la actualidad se le puede ver domando caballos en la pista del prestigioso circo chileno “Los Tachuelas”.

image
La vida de Joaquín Maluenda Zuñiga o “Capitán Maluenda” estuvo llena de nobles actos, pero también de aventura y riesgo, como aquella vez cuando viajaba por mar desde Colombia a Venezuela y se hunde el barco salvando ileso y naufrago junto a sus animales en una isla por aproximadamente unos 15 días y según cuenta la leyenda “El Capitán” logró rescatar y salvar a todos los animales y no fueron precisamente los leones y tigres quienes más le dieron que hacer si no un Hipopótamo que encontró en el agua a su mejor aliado y que después de varios días fue capturado por el náufrago Capitán.
Sin lugar a dudas una gran historia, llena de todos los condimentos que rodean a los circenses. La historia de vida de Joaquín Maluenda Zuñiga el “Capitán Maluenda” es una historia digna del tremendo ser humano y gran artista que fue, donde cabe destacar sus innumerables cualidades y características que hacían de él un buen amigo, leal y honesto, simpático, elegante, de imponente presencia y que nos habla también de un hombre que siempre luchó por lo que creyó justo.
Risas, emoción, tristeza, popularidad, fama, anécdotas y aventuras son las distintas sensaciones y emociones vividas por este gran hombre que ejemplificó en él más que a un tremendo artista a un gran ser humano y a un verdadero líder.
En la actualidad los restos del Capitán Maluenda descansan en el Cementerio General De Arica y sus hijos, nietos, bisniestos, y sobrinos se encargan de seguir dejando en alto el legado de este gran artista circense que hasta el último día de su vida fue un grande de estatura, calidad artística y nobleza.
El “Capitán Maluenda”, otra gran historia que he traído al recuerdo de mis queridos amigos circenses y que me hacen asumir un compromiso personal adquirido conmigo mismo que es que cada vez que pueda homenajear humildemente a los forjadores de la que es la verdadera pasión de mi vida, el circo.

 

Con afecto, emoción y gratitud, Romeo Alejandro Hernández Ortiz

Corresponsal Diario La Leona.cl

En Romeral Curico Chile

 

1 Comentario en La Columna de Romeo Hoy “El Capitán Maluenda “

  1. Gracias Romeo tu aporte a nuestra Historia Circense se engalana con la hermosa historia de Vida de mi querido Tío Joaco
    El Capitán Maluenda
    Por supuesto que todo este valioso aporte a nuestro Circo Chileno estará también en el Diario La Leona.cl
    Como bien lo recuerdas marcho muy temprano hace 44 años, pero su aporte como Embajador del Circo Chileno a Travez del Mundo lo hace estar siempre vivo en el recuerdo de todo un Circo a Nivel Mundial
    El Capitán Maluenda Está más vivo que nunca
    Hermosa Reseña Histórica de Romeo
    Corresponsal de La Leona en Romeral Chile

Deja un comentario.