Festiva celebración del Jubileo circense en la Catedral de Santiago

image

Festiva celebración del Jubileo circense en la Catedral de Santiago

Este martes 6 de septiembre los circos de la capital salieron a las calles del centro de Santiago con bailes, shows y acrobacias para celebrar junto a la Iglesia católica el “Jubileo Circense”, en el contexto del Año Santo de la Misericordia.

La actividad comenzó con un encuentro en el templo Santo Domingo, ubicado en la calle del mismo nombre esquina de 21 de Mayo, donde todos los artistas, acompañados de su capellán Marcio Toniazzo, caminaron hacia la Catedral Metropolitana, donde fueron recibidos por el Arzobispo de Santiago. Allí el pastor los invitó a pasar por la Puerta Santa, momento tras el cual se realizó una presentación artística en la Plaza de Armas.

En medio de la celebración, el cardenal Ricardo Ezzati entregó una bendición a los artistas: “Hoy queremos celebrar el regalo que ustedes hacen: Una siembra de belleza y alegría en un mundo, a veces, oscuro y triste. Semilla de alegría que hace mucho bien a tanta gente de nuestro país. ¡Bienvenidos a la iglesia de todos!”.

Agustín Maluenda, del circo “Pastelito y Tachuela chico” -que hace unos meses participó de la misma celebración en el Vaticano, junto al papa Francisco- señaló: “Trabajamos siempre con la fe en Dios. Es necesario que el público y la gente se dé cuenta que el circo está de la mano con esta religión, y esa alianza nos motiva a todos, porque el circo es uno de los espectáculos más sanos del mundo”.

Por su parte, el padre Marcio Toniazzo, Director del Departamento de Movilidad Humana y capellán circense del Arzobispado de Santiago, explicó: “La vida del circo es una vida hermosa, pero también con dificultades por su itinerancia. La vida de la fe tiene sus dificultades también, por lo tanto nosotros nos acercamos, vivimos con ellos en los distintos lugares. La Iglesia siempre los acompaña en todos los momentos para que ellos puedan sentir esta cercanía y el amor de Dios”.

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl

 

 
 

La actividad comenzó con un encuentro en el templo Santo Domingo, ubicado en la calle del mismo nombre esquina de 21 de Mayo, donde todos los artistas, acompañados de su capellán Marcio Toniazzo, caminaron hacia la Catedral Metropolitana, donde fueron recibidos por el Arzobispo de Santiago. Allí el pastor los invitó a pasar por la Puerta Santa, momento tras el cual se realizó una presentación artística en la Plaza de Armas.

En medio de la celebración, el cardenal Ricardo Ezzati entregó una bendición a los artistas: “Hoy queremos celebrar el regalo que ustedes hacen: Una siembra de belleza y alegría en un mundo, a veces, oscuro y triste. Semilla de alegría que hace mucho bien a tanta gente de nuestro país. ¡Bienvenidos a la iglesia de todos!”.

Agustín Maluenda, del circo “Pastelito y Tachuela chico” -que hace unos meses participó de la misma celebración en el Vaticano, junto al papa Francisco- señaló: “Trabajamos siempre con la fe en Dios. Es necesario que el público y la gente se dé cuenta que el circo está de la mano con esta religión, y esa alianza nos motiva a todos, porque el circo es uno de los espectáculos más sanos del mundo”.

Por su parte, el padre Marcio Toniazzo, Director del Departamento de Movilidad Humana y capellán circense del Arzobispado de Santiago, explicó: “La vida del circo es una vida hermosa, pero también con dificultades por su itinerancia. La vida de la fe tiene sus dificultades también, por lo tanto nosotros nos acercamos, vivimos con ellos en los distintos lugares. La Iglesia siempre los acompaña en todos los momentos para que ellos puedan sentir esta cercanía y el amor de Dios”.

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl

 

 

Deja un comentario.