GASTÓN Jr .MALUENDA: EL VUELO DEL ÁNGEL DEL TRAPECIO

HOY en la Columna de Gaspar Altamar, Critico de Circo Publica un hermoso Homenaje a Gaston Pipo Maluenda.
Agradezco a Señor Escritor que dedica parte de su tiempo a escribir sobre el Circo y sus Artistas a nombre de todos los Circenses de Nuestro Pais, y en esta ocasión a Nombre de Mi Nieto el Talentoso Gaston Pipo Maluenda, en nuestro Pais existen muchos Niños con mucho talento en diferentes especialidades en el Circo y seguiremos subiendo el trabajo a Honores de Don Gaspar al cual no tengo el gusto de conocerlo Personalmente.
Un Apasionado del Circo este Profesor de Estado en Castellano, que proviene de la Universidad de Chile, Hoy Critico de Circo Don Gaspar Altamar Gallegos es un honor tenerlo como Critico de Circo en el Diario La Leona.cl
                                                                                                                                       JOMAQUETT
                                                                                                               Creador y Editor Diario la LEONA.CL
                                                                                                                                FUNDADO 1978
image
 

GASTÓN Jr .MALUENDA: EL VUELO DEL ÁNGEL DEL TRAPECIO

GASPAR ALTAMAR GALLEGOS
CRÍTICO DE ARTE CIRCENSE.

Ha llegado el día esperado, ingresa a la imponente infraestructura del Circus Center, en las Vegas. Su rostro sereno, mira hacia la plataforma de salida, el trapecio solitario lo espera, siente la voz apasionada de su tata que lo anuncia en el triple salto mortal, se enciende la pasión del vuelo, su mirada recorre la escalera y siente suyo ese trapecio.- Luego volaremos- le dice a su silencioso amigo-
Gastón, ingresa al coreto, saluda y observa a los jóvenes trapecistas como él, de tan sólo diecisiete años, los siente como sus hermanos de la inmensa familia del mundo circense. – “Deben tener un padre trapecista, pendulista, motociclista del globo, un abuelo y tíos payasos, orgullosos de sus antepasados, como lo es mi familia Maluenda. ¿Cada uno debe ser parte de una troupe de trapecista, con experimentados maestros como Weslys Sousa, Lázaro Torres y Gastón Maluenda González del Circo Los Tachuelas– Se pregunta- cuando se anuncia el inicio del certamen internacional de jóvenes trapecistas.
Ante el anuncio todos se miran, se tocan sus vendajes, juntan las palmas de sus manos, las separan o se frotan los brazos, estiran sus piernas, trotan en un breve espacio. Se convoca a la pista a un joven trapecista mexicano, se presenta al público con la elegancia de un bailarín. La nacionalidad del trapecista lo retrotrae a su niñez de tan sólo seis años de edad, como acróbata en la cama elástica, invitado en el Circo de Los Hermanos Fuentes Gasca, junto a Juan Cebolla Gasca, de tan sólo 11años de edad y actualmente uno de los mejores trapecistas del mundo y Martín Gasca de 12 años. – Desde niño- reflexiona- me entregué al circo haciendo acrobacias en las escaleras, en el piso, hasta llegar a la cama elástica. En el programa de Chile Visión “Super Estrellas”, me llenaron de elogios, era un niño acróbata, volaba como un ángel en doble y triple salto en la cama elástica, atesoraba mis sueños y virtudes en el silencio, quería volar más alto, como lo hacía mi padre.
Se anuncia a un joven trapecista de Chile. Su nombre se extiende con énfasis en la voz del animador;- Gastón Jr. Maluenda- Se dirige a la pista, saluda a los asistentes, se sorprende al levantar su rostro, muy cerca lo observa el mejor trapecista de todos los tiempos; Miguel Vásquez. Se siente honrado y orgulloso ante su presencia. – Esta es mi oportunidad-se dice-. Siente que va a representar a todas las generaciones de la familia Maluenda. Se acerca a la escalera, mira a la plataforma- Ahí debería estar- se dice- con mi padre como cacher, mis compañeros de vuelo de la Troupe de trapecista del Circo Los Tachuelas: Alvaro Maluenda, Weslys Sousa, Juanito Cáceres, Kevin Cáceres, Peter Cáceres y Paloma Torres. Llega a la plataforma observa a su cacher, su brazo extendido sostiene el trapecio, un breve impuso e inicia el vuelo con la prestancia y elegancia de su primo Jonathan González, conduciendo el trapecio, piernas juntas, la cintura flexible como un elástico para el impulso que lo lleva a la cima de la carpa, la fuerza incontenible del retorno con las piernas a la altura de su pecho como saludando a la plataforma más abajo. Y se va al triple salto mortal o triple tuk, con fuerza se suelta del trapecio, las manos en sus rodillas en el triple giro, extiende sus brazos y se dirige hacia su cacher para que lo atrape. Ambos se dirigen a la cima de la red, retornan, lo suelta su cacher y se reencuentra con su trapecio en un doble giro o pirueta como lo hacen los trapecistas consagrados. Con la fragilidad y soltura sus piernas se reencuentran con la plataforma.
Es como el vuelo de un ángel, cuando siguiendo la esfera del cielo crea con su cuerpo extendido un doble giro. Sus brazos se dirigen, como el pájaro a su rama, a las manos de su cacher; es como si la fuerza de gravedad se alejara unos segundos para darle paso al ángel del trapecio, al niño que en su inocencia sintió que debía volar acá para alcanzar la cima de la carpa, allá donde se expresa la máxima expresión del arte circense; el vuelo de los trapecistas.
Gastón Jr .Maluenda nació en la ciudad de Angol, entre bosques y frutos nativos del sur. Volvió a su querida ciudad que lo vio nacer con el Circo de su padre, Los Maluenda en mayo de 2019 para realizar la hazaña de los mil saltos mortales en la cama elástica, lo que logró en un tiempo record a nivel mundial; veintidós minutos con cincuenta y dos segundos. Fue reconocido y aclamado por las autoridades y comunidad.
En Agosto de 2019 fue condecorado por la Mestre Trapeze Academy en las Vegas, Estados Unidos, ante la presencia de grandes exponentes del trapecio, como Miguel Vásquez en su calidad de juez y observador. Fue condecorado por su sobresaliente línea de vuelo, como trapecista joven revelación.
En Chile, en septiembre de 2019, recibió el Premio EMARCICH al mejor trapecista, un justo reconocimiento a su carrera como acróbata que se inició cuando tenía tres años de edad en el Circo Los Tachuelas y su potencial continúa desarrollándose, pues tan sólo tiene diecisiete años de edad.
Tanto su tata, Joaquín Maluenda Quezada, que contribuyó a su formación, como su padre Gastón Maluenda González, se han preocupado de relacionarlo con eximios trapecistas internacionales para que aprenda la experiencia de los consagrados a nivel mundial.
Gastón Jr. Maluenda, un joven chileno dedicado a cultivar con amor el arte circense, un ejemplo para las actuales generaciones.

Deja un comentario.