marzo 2017

Osvaldo Berti (MEXICO) analiza la crisis del circo

13 marzo, 2017 // 0 Comentarios

  NOTICIAS   Osvaldo Berti (MX) analiza la crisis del circo   11-03-2017 El circo mexicano intenta superar la prohibición de los animales artistas.     En los últimos tres años seis de cada diez circos han cerrado, principalmente los más grandes, asegura Osvaldo Berti, un hombre que nació y creció en las carpas, en la actualidad es el encargado de la logística del Circo Atayde. Los ingresos para las 43 familias que dependen de este espectáculo han bajado más del 50 por ciento desde el 2013 por la falta de interés, la imagen satanizada que se ha generado del circo y la pérdida de uno de los principales atractivos, los animales. “Incluso con animales, la gente ya no venía al circo, porque decían que éramos gente malvada, de lo peor, estamos en un bache tremendo, estamos haciendo lo posible por mantenernos vigentes, muchos circos han cerrado por problemas económicos, a los circos se nos satanizó de tal forma que la gente ha perdido el interés”, expresó. Explicó que desde el 2014 se fueron abajo las entradas y a la fecha continúan sin un panorama alentador, pues trabajan con el 50 por ciento del personal que se requiere y la función contiene lo indispensable que al público le agrada. ASERRÍN EN LAS VENAS “Nací en Monterrey, Nuevo León, en el circo, porque mi papá trabajaba ahí, crecí y me fui para estudiar la carrera de Ciencias de la Comunicación, pero tuve que abandonar mis estudios por motivos de trabajo. Mi papá falleció en 2002, mi mamá en 2006, pero aquí sigo”, relató. Osvaldo Berti indicó que al principio era entrenador de focas y elefantes, además de trapecista, pero a lo largo de los 22 años que tiene en la empresa las cosas han cambiado y ahora su trabajo es la logística, ver dónde se va a presentar el circo, fungir como promotor y publirrelacionista, además de productor y hasta chofer. Antes había uno para cada cosa, ahora es uno para todo debido a la falta de personal en esa comunidad ambulante que incluye una escuela en una casa rodante con el apoyo del Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE), además de una escuela de circo para los niños. “Tengo a mis hijas en la escuela, la primera está en primaria y la segunda en preescolar, es un sueño maravilloso que no termina, es cierto, hay días complicados, días bonitos y días feos, aunque si pudiera elegir ahora entre seguir estudiando y continuar con el circo, me quedo con el circo”, asegura con convicción. En las taquillas, en la pista central y tras bambalinas, todos son parte de la familia, desde el que hace el aseo, hasta el artista que está en la pista, sin uno no brilla el otro, consideró. Este hombre piensa que lo más reconfortante de su trabajo es acercar el goce que transmite su comunidad a los lugares que más lo requieren, como ocurrió con una comunidad en Michoacán en la que los niños no sabían qué era el elefante e incluso hablaban otro idioma. “Mi padre vivió muchos años de esto, seguir sus pasos y hacer lo que él hacía me mueve más, no puedo pedir mucho más que la visita del público. En 10 años espero ver al circo tradicional, aquí vivimos, esto lo sentimos, lo tenemos en la sangre, nos corre aserrín por las venas”, aseveró. QUERÉTARO EXIGE “El público de Querétaro es exigente y eso nos encanta porque parte de nuestra gira anual empieza en Querétaro, si aquí no funciona se cambian muchas cosas, pero si en Querétaro funciona, entonces le va a gustar a todo el mundo”, destacó. Indicó que las zonas en las que es más fácil conquistar al público es en Veracruz y el sureste, pero ahí no les gusta tanto lo que se presenta en Querétaro, les gusta más el albur, el humor cargado y que el payaso se lleve con el público. PAYASOS DEL TERROR “Es más fácil ser trapecista o acróbata que ser payaso, el payaso lleva el 80 por ciento de la responsabilidad del espectáculo, lo que pasa es que hay muchos que con tal de hacer reír, usan al público, y eso no nos agrada a nosotros, porque el público paga por un boleto y viene a divertirse, no a divertir”, enfatizó. Recordó que hay unos espectáculos que su principal imán es el payaso del terror, a lo que se recurre por supervivencia porque para muchos de sus compañeros es difícil salir adelante con el concepto del circo tradicional, pero el payaso debe ser humor blanco para los niños, señaló. No considera que este tipo de espectáculos promuevan cosas negativas, pero piensa que es mejor buscar formas más ingeniosas para seguir gustando. “No son gente mala, aunque no soy de la idea de emplear ese concepto porque así podemos salir adelante”, aseguró. UNA VIDA NUEVA El cirquero señaló que para adaptarse a la vida sin sus “queridos animales” han recurrido a una selección con lo mejor de México para continuar luchando como un circo tradicional, aunque ha sido complicado porque los talentos de este país están trabajando en Estados Unidos debido a la diferencia en los ingresos que perciben. “Nos estamos adaptando, estamos iniciando con un nuevo proceso sin nuestros animales, contábamos con dos elefantes con los que recorrimos toda la república, uno de ellos tenía 47 años y el más joven tenía 30 años”, refirió. Han tenido que explotar aspectos como el audio, la iluminación, efectos visuales e implementar medidas estrictas para hacer que el artista simple se volviera un atractivo para los niños. Fuente: https://www.diariodequeretaro.com.mx/local/el-circo-ya-es-museo-muerte-fulminante-al-espectaculo/  

1 2 3 4 5 9